sábado, 2 de febrero de 2013

Correr: 32,74 kms. Grisén - Zaragoza.

Hoy tocaba bici, pero anuncian temporal de viento fuerte, y en Zaragoza ya sabemos lo que supone eso. Luchar contra una barrera invisible. Y como paso de pasarlo mal, cambio de planes a última hora.
Miro trenes y encuentro uno, que sale a las 9,11 y pasa por Grisén, al lado del Canal imperial de Aragón, a unos 30 kms y sobre todo a favor del viento todo el rato.
Pues al ataque.
Efectivamente la mañana sale muy fría y mucho aire, pero lo raro es que cubierto. Por Grisén está todo negro, ha llovido por la noche y empiezan a caer gotas.
Me pongo en marcha y enseguida encuentro el Canal Imperial.
El recorrido no tiene ya ni pérdida ni misterio. A seguir siempre por el camino del margen izquierdo.
Al pasar por el acueducto de la muralla de Grisén empieza a llover, con mucho aire, se clavan las gotas y empiezo a tener frío. A ratos es granizo y a ratos agua-nieve. Menudo día me espera.
Poco a poco me voy calando, pero menos mal que voy bien equipado, pensaba que me sobraría ropa, pero con el cortavientos voy de momento bien.
Durante los primeros 10 kms todo el rato me acompaña la lluvia fina. 
Al acercarme poco a poco a Zaragoza, ya lo previsto, empieza a despejarse y a empujar fuerte el viento. Menos mal, si lo tuviera de frente no se podría ni avanzar. La verdad es que esta ayuda tampoco me quita kilómetros, si a caso me hace ir un poco más deprisa, pero vamos, hoy la velocidad no es el objetivo. 
Del camino no hay mucho que comentar. Es muy monótono. Recto, llano, sin árboles... Solo correr y correr. Fundamental la música para tener la mente ocupada. 
Solo paro para tirar alguna foto de vez en cuando, pero es difícil ya que el fuerte viento tira la máquina. 
Paso por el Aeropuerto, y veo aterrizar un enorme Jumbo de Emirates, así me distraigo un poco, por que esta ruta es aburrida - aburrida.
Al llegar a Zaragoza vuelve a cubrirse y llover un poco. Pensaba seguir el canal hasta el Parque Labordeta, pero giro en Isabel la Católica, todo recto hacia casa, más que por el cansancio, que he acabado bien, por el aburrimiento. Nunca me había pasado esto de aburrirme de correr. Pese a que es una cómoda y fácil ruta, habrá que pensar en otras más variadas.
Esta semana la voy a acabar con 80 kms, creo que mi record, pero vamos, esta semana que viene, ya que se anuncia que va a ser otra vez de frío y cierzo fuerte,  voy a bajar un poco el ritmo, y descansar más, no vaya a ser que me esté excediendo y luego lo pague, que acaba de empezar el año.

2 comentarios:

David Sanchez Gimeno dijo...

Buen entrenó amigo, buenas fotos y recorrido apuntado en mi agenda. La verdad que con ese paisaje el día triste y en soledad un poco aburrido si has tenido que estar, pero así entregas la mente. Nos vemos, un abrazo. David. dsg

Jordi Dalmau dijo...

hey! que buena idea eso de coger el tren con billete de ida! me apunto la ruta, por que es cierto que muchas veces se hace pesado eso de ir y volver por el mismo camino