miércoles, 9 de agosto de 2017

Menorca: Cami de Cavals.

Hace mucho que no comentaba una ruta en el blog, pero estos días he hecho unas muy bonitas en Menorca, se trata de correr un poco por el Camí de Cavals, la ruta que recorre todo el perímetro de la isla de Menorca. Naturalmente solo he hecho un par de tramos, partiendo desde Cala Galdana, uno hacia el Este y otro hacia el Oeste.
Ojo, llevar agua que no hay ni una fuente. Solo un bar en cala Macarella.
Cala Galdada, Cala Mitjata, Cala Trebalúger.

Salgo temprano de Cala Galdana, estoy en el alto de una colina, así que bajar al puente que cruza el canal y por la carretera de salida empezar a subir. Dura subidilla para empezar a sudar.
Al llegar a la rotonda tomo el camino que indica mirador de sa punta.
Hay un mirador para tener una excelentes vistas de Cala Garldana.

Justo enfrente hay un pequeño parquing y el inicio bien indicado del camino. Zona boscosa para aprovechar la sombra.
En el Km 3 tomo un pequeño desvío que lleva a otro mirador. Parada y foto de cala Mitjana.

Descenso y llegada a Cala Mitjana. A estas horas todavía vacía. Una maravilla.
Atravesar la playa y justo enfrente una pequeña senda asciende los acantilados. Tramo estrecho y de escaleras esculpidas en la roca que hace ganar altura rápidamente.
De nuevo por zona boscosa siguiente el camino bien indicado. 
Y en un par de kilómetros al objetivo, Cala Trebalúguer.
Descenso de nuevo por escaleras de piedra y para bajar a la playa hay que pasar por un pequeño túnel y atravesar un río, así que a quitarse las zapatillas sin remedio. 
La playa está completamente solitaria, solo 3 caballos. Al ser de difícil acceso, esta playa es muy tranquila y a estas horas aún más. 


La atravieso, y de nuevo a subir por los acantilados, nuevo camino estrecho y muy empinado.
Llego arriba y ya decido darme la media vuelta y el lío del día: No encuentro la senda de descenso. Todo el rato me meto por sendas que desaparecen en la maleza o en un barranco. Vuelta atrás una y otra vez, hasta que veo escondido el último escalón. Descenso con cuidado y media vuelta a casa.
Cala Galdana, Cala Macareta, Cala Macarelleta, Cala Turqueta
Si la otra ruta era espectacular esta aún me pareció más. 
De nuevo salida desde Cala Galdana a primera hora de la mañana. 
Junto a la desembocadura del río, hay un parquín y el inicio de la ruta. No tiene perdida. 
Atravesar una verja que hay que cerrar y seguir el fácil camino entre pinares. Como no tengo prisa me desvío en los dos miradores que veo.

En el km 3.5 (solo tres si no se van a los miradores) llego a la espectacular Cala Macarella. Hay que hacer una larga bajada por escaleras de madera.



Atravieso la playa y de nuevo por unas escaleras a subir una colina e inmediatamente bajar a lo mejor del día: Su pequeña vecina la Cala Macarelleta.


De nuevo atravesar la pequeña playa por detrás continúa el camino. Ahora a subir poco a poco de nuevo entre pinares. Este tramo ya se hace un poco más largo. Al final desaparecen los pinos y el sol y la humedad atacan de lo lindo.
Y en el km 6 descenso y por fin llegada a Cala Turqueta. Pese a ser muy temprano, ya esta llena de gente. Ese es el problema de estas calas. Su acceso es muy complicado, tienen un pequeño parking que se llena enseguida y la gente madruga muuuucho.


Dan ganas de darse un chapuzón en sus cristalinas aguas, pero prefiero reservarme. Doy ya media vuelta, paso de miradores y ahora sí, al llegar a cala Macarelleta, dejo las cosas y me quito el sudor en las cristalinas aguas de la Cala.

miércoles, 5 de abril de 2017

Crónica XI Maratón de Zaragoza 2017

El año de los cambios en la maratón: Cambio de fechas, cambio de recorrido y en mi caso, cambio de objetivos.
Ahora ya se trata de correrla tranquilo y acabarla como sea.
La salida se ha tenido que adelantar a las 8 así que casi de noches empezamos a correr. Hace fresco y el cierzo nos va a acompañar todo el día.
Salgo todo lo tranquilo que pueda, no voy a mirar el reloj, aunque por las últimas salidas, mi ritmo cómodo previsto sería unos 5:20 min/km.

Los primeros kilómetros es la parte nueva del nuevo recorrido. Pasan fácilmente y sin darnos cuenta, ya nos hemos comido 10 kilómetros.
Me adelanta el globo de 3h.30, y dejo que se aleje lentamente.
Una vez más me quedo solo, menos mal que en la primera parte el cierzo no nos machaca mucho.
Llegamos al punto más alto y el rápido descenso al parque para ganar algunos segundos. Llegamos al parque y a la media maratón.

En los giros veo que aún tengo por detrás lejos el globo de 3:45 que sería mi objetivo.
La parte del canal se hace durilla pero el giro es un punto importante, a partir de aquí ya se tira hacia la meta.
El muro no existe. Del km 27 al 34 es en descenso o con el viento a favor.
Llegamos a la que pensaba que sería la peor parte: la larga recta de Vía Hispanidad. Aquí el cierzo si nos da fuerte de lado y el resto de la carrera de frente. Justo veo que el grupo de 3:45 va por detrás de mí, así que bajo el ritmo y prefiero incorporarme al grupo para protegerme.
Me incorporo bien y se nota la diferencia. Tengo que mantenerme aquí dentro cueste lo que cueste.
Bajamos ya al margen izquierda del Ebro, la parte más duro, pero ya estamos en el 35. Menos mal que no vienen las revueltas de la estación del Norte, ahora todo el línea recta hasta el puente de Santiago.
Y menos mal que tampoco tenemos la horrible vuelta de Echegaray. Al llegar a S Vicente de Paul ya directos a Meta.


Este tramo se me atraganta y se me escapa el grupo de 3:45, pero bueno, a disfrutar del espectacular último kilómetro y acabo con un tiempo de 3:46:18.

Y sigo con la racha, 11 de 11

martes, 28 de febrero de 2017

Crónica XI carrera del Ebro

 Llevaba unos días con problemas de salud, pero de todos modos me presento a la salida de esta carrera que tanto me gusta.
Además sale un día perfecto lo cual anima bastante.
Me lo tomo como una tirada larga, así que me pongo a mitad del pelotón y a tirar.
Llevo el ritmo más cómodo posible y ya entramos en terreno militar. Cada año varían un poco el recorrido, este año se han suprimido las cuestas más duras y ya es corrible 100%. Me gusta mucho.
Ya en el km 5 empiezo a tener malas sensaciones. Bajo aún más el ritmo pero no hay manera, Si es importante ir bien de piernas, más importante es ir bien de cabeza...y no voy bien.
Ya empiezo a tener molestias para respirar, siento palpitaciones, mareos..
A partir del km 10 ya empiezo a plantearme el retirarme en el primer avituallamiento que vea: no consigo quitarme esos pensamientos... no me apetece nada seguir.
Aguanto un poco más, otro pequeño mareo y en el km 20 me paro junto a un soldado y decido ya retirarme, que así no puedo seguir, que he venido a pasármelo bien y no a arrastrarme.
Le pregunto al soldado que dónde está el vehículo más cercano que me pueda llevar a meta.
Me dice que están lejos, que lo mejor es esperar al coche escoba.
Pues nada, me siento y a ver pasar corredores.
Me empiezo a quedar frío y decido ponerme a andar y ya me alcanzará el coche escoba cuando sea.
Poco a poco voy llegando al último avituallamiento, y allí si hay ambulancias, pero ya estamos a la salida del campo de maniobras y por la zona que suelo entrenar. Ya es todo descenso, así que decido descender trotanto.
A la mínima mala sensación me paro, pero voy bien. Bajo la cuesta de la cadena y ya total para lo que me queda, decido seguir. Y así chino-chano llego a meta: 3h:20m
Conclusiones buenas: - No tengo problemas en retirarme si me encuentro mal, aunque seguramente podría haber continuado sin problemas.
- Pese a todo sigo acabando todas las ediciones de esta carrera.
Conclusiones malas: - Solo queda un mes para la maratón de Zaragoza, y allí si que tengo que estar al 100%. A ver como discurren estas semanas.
- Lo de las marcas ya pasó a la historia. Ya ni por casualidad me acerco a los tiempos que hacía tan solo 4 o 5 años. Hay que adaptarse y cambiar de mentalidad.





lunes, 30 de enero de 2017

Crónica VIII carrera 10k del roscón

Un año más me pongo mi primer dorsal de la temporada en la Carrera del Roscón.
Una 10k por mi circuito habitual de entrenamiento, y como digo siempre, son los únicos kilómetros que corro "deprisa" en todo el año.
El día sale perfecto, buena temperatura y sin cierzo.
Tomo la salida cada año un poco más atrasado, para evitar los tapones, adelantamientos y empujones de los 2 primeros kilómetros.
Ya al pasar el Ebro, a pillar un ritmo cómodo y a tirar. Avituallamiento en el kilómetro 5 que pese a estar en Enero me tengo que tirar agua a la cabeza de la sudada que llevo.
De nuevo a pasar el Ebro por la pasarela con su habitual movimiento y la dura "subida" de la Expo. En el pequeño descenso a la ribera me dejo llevar muy rápido ya para lanzarme los dos últimos kilómetros.

Finalizo con un tiempo de 0:43:37, a una media de 4:22, ritmo que ni por casualidad puedo lograr en un entrenamiento, así que contento.
Clasificación: 300 de 1367 llegados.
Y al finalizar nos dan el ya tradicional roscón, además de un chocolate calentito. Pocas carreras dan tanto por tan poco.

martes, 3 de enero de 2017

Resumen 2016

Running:

Han sido 2.174,82 kms, mas o menos como los últimos años. Nuevo año con el principal objetivo de no lesionarme cumplido.
Por lógica los tiempos en carrera van aumentando poco a poco y al final este año he participado ya en mi calendario clásico:
- 10k del roscón:
-  Carrera del Ebro
- KDR trail
-  TMT 50: mi primer abandono.
- Ultimo bucardo.
-  Maratón de Zaragoza, completando las primeras 10 ediciones.
- Mitja Marató Mataró.
Para este año no creo que aumente el número de carreras y supongo que alguna se caerá del calendario. Cada vez da mas pereza el ponerse el dorsal.

Ciclismo:

Han sido 2.756,63 kms
Prácticamente todos en BTT, sigo con los problemas de postura y equilibrio y de momento no me arriesgo a salir a la carretera hasta que vaya bien. Por lo menos puedo coger la BTT para quitarme el gusanillo de pedalear, no voy recto del todo pero por los caminos no tiene tanta importancia.
Claramente el objetivo para este año es volver a la carretera.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Crónica 19 Mitja Marató Mataró

Sigo con la rutina de por lo menos correr una media maratón al año. Ya ya van 20...
Por tercer año consecutivo corro la de Mataró. Circuito variado con subidas y bajadas y largas rectas.
Han suprimido la espectacular bolsa del corredor, pero bueno, se trata de correr, así que a las 10 de la mañana nos presentamos en la salida.
El día sale fresco y amenaza lluvia, pero el cambio será espectacular...
Salgo en el segundo cajón y simplemente a llevar el ritmo más cómodo-fuerte posible.
El mejor km me sale el 2º a 4:15 y eso que es en ligera subida. Estos primeros kilómetros me salen bastante bien. Me encuentro entre el globo de 1:35 y el de 1:40, así que a mantener esta posición.
Se toma la carretera de Argentona y aquí ya nos cruzamos con los que vuelven. Tramos se subida y a lanzarme en los descensos.
Aquí el tiempo cambia radicalmente. Sale el sol y empieza a hacer calor. Yo que vengo del secano noto mucho la humedad de ambiente y empiezo a sudar como si fuera agosto. En los avituallamientos a echarme agua por la cabeza.
Llego a los 10 kms con un tiempo de 45 min, no está nada mal. Atravesamos Mataró, buen descenso y al nivel del mar por la N-II. Dos idas y vueltas, con ligero viento.
Algún pequeño tirón, pero trato de mantener el ritmo todo el rato.
A partir del 15 ya empiezan a bajar un poco, La larga recta de ida y vuelta se hace bastante pesada,
Trato de reservar un poco en el km 17 y 18 porque ya sé que los dos últimos son los más duros. Giro y la dura rampa de subida. Bajo la cabeza y hago el 20 en 5:12, he perdido poco. Giro y ya menos cuesta hasta la meta sin fuerzas para sprint final. Menos mal que no han puesto las curvas finales del año pasado.
Tiempo 1:37:05.