martes, 28 de febrero de 2017

Crónica XI carrera del Ebro

 Llevaba unos días con problemas de salud, pero de todos modos me presento a la salida de esta carrera que tanto me gusta.
Además sale un día perfecto lo cual anima bastante.
Me lo tomo como una tirada larga, así que me pongo a mitad del pelotón y a tirar.
Llevo el ritmo más cómodo posible y ya entramos en terreno militar. Cada año varían un poco el recorrido, este año se han suprimido las cuestas más duras y ya es corrible 100%. Me gusta mucho.
Ya en el km 5 empiezo a tener malas sensaciones. Bajo aún más el ritmo pero no hay manera, Si es importante ir bien de piernas, más importante es ir bien de cabeza...y no voy bien.
Ya empiezo a tener molestias para respirar, siento palpitaciones, mareos..
A partir del km 10 ya empiezo a plantearme el retirarme en el primer avituallamiento que vea: no consigo quitarme esos pensamientos... no me apetece nada seguir.
Aguanto un poco más, otro pequeño mareo y en el km 20 me paro junto a un soldado y decido ya retirarme, que así no puedo seguir, que he venido a pasármelo bien y no a arrastrarme.
Le pregunto al soldado que dónde está el vehículo más cercano que me pueda llevar a meta.
Me dice que están lejos, que lo mejor es esperar al coche escoba.
Pues nada, me siento y a ver pasar corredores.
Me empiezo a quedar frío y decido ponerme a andar y ya me alcanzará el coche escoba cuando sea.
Poco a poco voy llegando al último avituallamiento, y allí si hay ambulancias, pero ya estamos a la salida del campo de maniobras y por la zona que suelo entrenar. Ya es todo descenso, así que decido descender trotanto.
A la mínima mala sensación me paro, pero voy bien. Bajo la cuesta de la cadena y ya total para lo que me queda, decido seguir. Y así chino-chano llego a meta: 3h:20m
Conclusiones buenas: - No tengo problemas en retirarme si me encuentro mal, aunque seguramente podría haber continuado sin problemas.
- Pese a todo sigo acabando todas las ediciones de esta carrera.
Conclusiones malas: - Solo queda un mes para la maratón de Zaragoza, y allí si que tengo que estar al 100%. A ver como discurren estas semanas.
- Lo de las marcas ya pasó a la historia. Ya ni por casualidad me acerco a los tiempos que hacía tan solo 4 o 5 años. Hay que adaptarse y cambiar de mentalidad.





lunes, 30 de enero de 2017

Crónica VIII carrera 10k del roscón

Un año más me pongo mi primer dorsal de la temporada en la Carrera del Roscón.
Una 10k por mi circuito habitual de entrenamiento, y como digo siempre, son los únicos kilómetros que corro "deprisa" en todo el año.
El día sale perfecto, buena temperatura y sin cierzo.
Tomo la salida cada año un poco más atrasado, para evitar los tapones, adelantamientos y empujones de los 2 primeros kilómetros.
Ya al pasar el Ebro, a pillar un ritmo cómodo y a tirar. Avituallamiento en el kilómetro 5 que pese a estar en Enero me tengo que tirar agua a la cabeza de la sudada que llevo.
De nuevo a pasar el Ebro por la pasarela con su habitual movimiento y la dura "subida" de la Expo. En el pequeño descenso a la ribera me dejo llevar muy rápido ya para lanzarme los dos últimos kilómetros.

Finalizo con un tiempo de 0:43:37, a una media de 4:22, ritmo que ni por casualidad puedo lograr en un entrenamiento, así que contento.
Clasificación: 300 de 1367 llegados.
Y al finalizar nos dan el ya tradicional roscón, además de un chocolate calentito. Pocas carreras dan tanto por tan poco.

martes, 3 de enero de 2017

Resumen 2016

Running:

Han sido 2.174,82 kms, mas o menos como los últimos años. Nuevo año con el principal objetivo de no lesionarme cumplido.
Por lógica los tiempos en carrera van aumentando poco a poco y al final este año he participado ya en mi calendario clásico:
- 10k del roscón:
-  Carrera del Ebro
- KDR trail
-  TMT 50: mi primer abandono.
- Ultimo bucardo.
-  Maratón de Zaragoza, completando las primeras 10 ediciones.
- Mitja Marató Mataró.
Para este año no creo que aumente el número de carreras y supongo que alguna se caerá del calendario. Cada vez da mas pereza el ponerse el dorsal.

Ciclismo:

Han sido 2.756,63 kms
Prácticamente todos en BTT, sigo con los problemas de postura y equilibrio y de momento no me arriesgo a salir a la carretera hasta que vaya bien. Por lo menos puedo coger la BTT para quitarme el gusanillo de pedalear, no voy recto del todo pero por los caminos no tiene tanta importancia.
Claramente el objetivo para este año es volver a la carretera.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Crónica 19 Mitja Marató Mataró

Sigo con la rutina de por lo menos correr una media maratón al año. Ya ya van 20...
Por tercer año consecutivo corro la de Mataró. Circuito variado con subidas y bajadas y largas rectas.
Han suprimido la espectacular bolsa del corredor, pero bueno, se trata de correr, así que a las 10 de la mañana nos presentamos en la salida.
El día sale fresco y amenaza lluvia, pero el cambio será espectacular...
Salgo en el segundo cajón y simplemente a llevar el ritmo más cómodo-fuerte posible.
El mejor km me sale el 2º a 4:15 y eso que es en ligera subida. Estos primeros kilómetros me salen bastante bien. Me encuentro entre el globo de 1:35 y el de 1:40, así que a mantener esta posición.
Se toma la carretera de Argentona y aquí ya nos cruzamos con los que vuelven. Tramos se subida y a lanzarme en los descensos.
Aquí el tiempo cambia radicalmente. Sale el sol y empieza a hacer calor. Yo que vengo del secano noto mucho la humedad de ambiente y empiezo a sudar como si fuera agosto. En los avituallamientos a echarme agua por la cabeza.
Llego a los 10 kms con un tiempo de 45 min, no está nada mal. Atravesamos Mataró, buen descenso y al nivel del mar por la N-II. Dos idas y vueltas, con ligero viento.
Algún pequeño tirón, pero trato de mantener el ritmo todo el rato.
A partir del 15 ya empiezan a bajar un poco, La larga recta de ida y vuelta se hace bastante pesada,
Trato de reservar un poco en el km 17 y 18 porque ya sé que los dos últimos son los más duros. Giro y la dura rampa de subida. Bajo la cabeza y hago el 20 en 5:12, he perdido poco. Giro y ya menos cuesta hasta la meta sin fuerzas para sprint final. Menos mal que no han puesto las curvas finales del año pasado.
Tiempo 1:37:05.

martes, 27 de septiembre de 2016

Crónica X maratón Zaragoza 2016

Este año iba mejor preparado que el año pasado, Todas las salidas de los dos últimos meses, incluidas dos tiradas largas de 28 k sobre los 4,50 min/km, así que me presentaba en la salida con la idea de llevar un "fácil" ritmo de 5 min.  Pero la maratón es muy dura y pone a cada uno en su sitio.
El día sale no muy fresco y sol, sin aire, pero menos mal que se ven venir nubes, que si no va a hacer mucho calor.
Salgo tranquilo, pero en el km 1 ya me adelanta el globo de 3:30 con Jesús Arroyo. Intento seguir un rato, pero no hay manera, se me van alejando, no pillo el ritmo.
Pasamos el Ebro y ya por el Coso lo pierdo de vista. No puede ser, no puedo tirar más rápido, ni acercarme a los tiempos de los entrenamientos y acabamos de empezar, así que aquí ya tomo la decisión de olvidarme del reloj y de marcas y a acabar como sea.
Tramos de ligera subida hasta el parque y unas vueltas. La parte del canal es mi favorita, llevamos 18 kms y es cuando tengo el subidón.
Nos cruzamos todos así que procuro llevar lo más alejado posible el globo de los 3,45.
A la bajada por la media maratón veo que no voy tan mal, 1,46, solo he perdido un minuto.
A intentar mantener el ritmo. La primera zona ya mala es la vuelta de los km 25 y 26. Tomo una barrita pero con la garganta seca apenas puedo tragarla. No desperdicio ni un avituallamiento, que voy empapado en sudor.
La larga recta del tercer cinturón, la paso bien, hago una pequeña parada para estirar y ya pasamos el Ebro al último y terrible tramo.
El bajón ya me viene justo en el 31 a la entrada de la vuelta del barrio de Jesús, sin duda un año más la peor zona del circuito, unas vueltas de 4 kilómetros para volver al punto de inicio.
Sigue bajando el ritmo y ahora a tratar de no andar ni un metro.
Pido que me den Reflex, pero bueno, es más psicológico que otra cosa puesto que no noto nada.
A pasar el Ebro pasamos al pie del Pilar y de la meta, pero no, nos alejamos y nos alejamos...
Que duro y largo se hace este tramo, al llegar a la altura del azud, por fin giro. Así veo los que vienen por detrás y no muy lejos viene el globo de 3,45. ¿conseguiré que no me adelante?
Menos mal que esta zona es la de más público y eso siempre ayuda mucho. Giro y a subir por S Vicente de Paul, Solo quedan 2 kms
Ya al entrar a la calle Alfonso es espectacular de la gente que hay, eso da alas y ya se ve la meta.
Vuelta a la plaza del Pilar y se acabó. 3,45,26. El 439 de 944 llegados.
 Bueno, he conseguido acabar y he conseguido no parar. Ya veo que los 3,30 se me van escapando y tendré que pensar ya más en los 3,45 en próximas ediciones.
Al final como soy uno de los que ha participado en las 10 ediciones nos dan una placa, todo un detalle de la organización. A ver cuantos años más aguanto.



martes, 23 de agosto de 2016

crónica V vuelta El Último Bucardo

Por segundo año consecutivo me presento a esta carrera que tan buen sabor me dejó el año pasado.
De nuevo sale la mañana fresca, mejor, porque no hay ni una nube y el día se espera caluroso.
La salida es lanzada y tras la vuelta a la plana ya se forma el tapón, así que a bajar un poco las pulsaciones.
Los primeros kilómetros son por zona boscosa, alguna estrecha senda para ir a ritmo y pequeñas subidas y bajadas.
En el km 4 empezamos con la primera subida, el Serrato de Yosa, a tratar de alternar el andar con correr lo poco que se pueda.
Al acabar la subida hay unas buenas vistas de lo que nos espera más tarde.
Giramos a la derecha y por una estrecha senda a descender. Chulo descenso, en continuas lazadas para disfrutar, pero con cuidado que hay algunas piedras sueltas.
Y ahora a correr lo que se pueda porque pronto ya empieza lo más duro. La subida al Pilupín.
Empieza a hacer calor y se agradecen las sombras. Llevo la camel pero solo con un poco de isotónica porque lo espectacular de esta carrera son los avituallamientos: casi cada 2 kms hay uno. Además de la perfecta señalización, los controles, animación... desde luego una de las carreras mejor organizadas.
La primera parte de la subida discurre por un bosque. Imposible correr, pasito a pasito.
Pronto desaparece la vegetación y ya podemos ver la subidilla que nos queda.
Trato de hacer algunas lazadas para atenuar un poco el desnivel. El sol pega de lo lindo y la sudada es impresionante.
Impagables los dos avituallamientos que nos encontraremos en la subida.
Y por fin hago cima. Este año se me ha hecho más corta pero más dura. A tomar aire y ahora el descenso. Aunque parezca una pradera, el desnivel es considerable y el terreno muy irregular, con muchos hoyos así que con cuidado. En estas zonas es donde más tiempo pierdo. Si bajara más rápido...
Km 14, pequeña subida y nuevo avituallamiento
Y nuevo descenso. Al inicio tengo una caída, sin consecuencias, pero que me hace ir más despacio todavía y con más cuidado.
Alguna zona más empinada, otra zona más pedregosa y por fin enlazamos con la pista superior del túnel del Cotefablo.
Esto no se ha terminado, nueva subida dura.
Último avituallamiento y ya descenso. Estrecha senda muy pedregosa. Hay que tener mucho cuidado, no se puede correr mucho que es fácil dar un mal paso.
Se hace bastante larga hasta llegar ya al fondo del valle. Pasar por debajo de la carretera y para finalizar duras rampas por las calles de Linas de Broto.
Acabo con un tiempo de 3:35:52 el 117 de 155 llegados.

jueves, 11 de agosto de 2016

Maratón de Montaña: 44,47 kms por el valle de Tena

Llevaba tiempo buscando una ruta de unos 40 kms por los Pirineos, con subidas pero sin zonas técnicas para poder correr tranquilamente y hoy la he realizado.
Salgo desde Sta Elena, en Biescas y tomo el camino que lleva a Hoz de Jaca.
Esta zona es muy chula para correr, mucha vegetación pero de llana nada, continuas subidas y bajadas. El ritmo naturalmente es el más cómodo posible.
Paso por debajo de la nueva tirolina que han instalado en Hoz de Jaca, y en el km 6 llego a Hoz de Jaca y a aprovechar de la fuente, una de las pocas que voy a encontrar en toda la ruta. Relleno la camel y por la carretera a bajar en dirección a el Pueyo de Jaca. Antes de llegar al pueblo, tomo una senda que lleva a Panticosa. Otra zona muy chula para correr.
En el km 13 llego a Panticosa. Pequeña parada para tomar una cocacola y comprar frutos secos y por las empinadas calles llegar a la carretera del Balneario. Un par de kilómetros después se toma un camino que desciende.
Ahora una de las peores zonas de la etapa, las lazadas de subida para tomar el camino de la Ripera.
Todo este tramo andando por supuesto.
Y ya un poco más llano al espectacular valle de la Ripera.
Aquí ya desaparece la vegetación y el sol no perdona. Baja mucho el ritmo y a la mínima cuesta a andar.
Al pasar la caseta de pastores ya se llega al final del valle y empiezan las duras rampas al collado
Todo este tramo andando se hace bastante largo. Menos mal que por la altura por lo menos el aire viene fresco.
Paso por un rebaño de vacas y caballos pero ni se inmutan.
Y por fin al collado, el punto más alto de la ruta a 2.088 metros.

Ahora a descender. A buscar el ibón de Sabocos,  (1.896 m)que pronto aparece abajo.
En el km 28 llego al ibón de Sabocos., me mojo un poco los pies, paro a comer y descansar un poco.
Aún queda una pequeña subida para enlazar con la pista que lleva al ibón de Os Asnos.
Y ahora viene lo peor. 10 kms de descenso por un camino con continuas lazadas y nada de sombra. Se hace eterno pero por lo menos se recupera mucho tiempo.
Y por fin llego a Hoz de Jaca y su fuente. Menos mal porque ya me he quedado sin agua y voy muerto de sed. De nuevo al sendero de esta mañana y acabar en Santa Elena.
Al final he calculado un poco mal los kilómetros y me he pasado: me han salido 44,47 y 2.169,5 m de desnivel.