jueves, 2 de septiembre de 2010

Correr: 12,24 kms

Toda la semana con dolores en las costillas. Imposible correr.
Me la tomo de descanso.
Hoy ha caido una gran tormenta a mediodía y luego ha salido el sol. Un día ideal para correr, así que no puedo aguantarme y me pongo las zapas.
Al correr tengo molestias, así que tampoco voy muy deprisa, solo a rodar para que las piernas no pierdan la costumbre. El ambiente muy agradable, todo húmedo, sol, fresquillo.
Vuelvo con dolores, pero supongo y espero que de aquí al lunes ya desaparecerán.

2 comentarios:

manuelbinoy dijo...

No se te puede dejar solo; unos días sin pasarme por aquí y me entero de lo de tu caída; me alegro de que no haya ido a más; es una suerte que no te hayas roto alguna costilla; es horroroso y super molesto; ahora tiempo, paciencia y esperar a que el dolor y las molestias vayan desapareciendo a su ritmo; un saludo, campeón.

José Miguel dijo...

gracias. Son las típicas caidas tontas que normalmente no pasa nada, pero que también puede pasar algo. Afortunadamente me he quedado a medio camino entre las dos.
Lo malo es que se coge miedo.