miércoles, 10 de julio de 2013

No soy ultrarunner

Estos meses que llevamos de año he aprendido varias cosas. Y de momento lo principal es cambiar de mentalidad.
Las carreras cada día me motivan menos. Las cosas negativas superan a las positivas y al fin y al cabo, esto de correr es una afición que debe de aportar más que recortar.
Como dato curioso, en enero mejoré mi marca de 10 k, sin prepararlo ni nada. ¿si me hubiera matado los meses anteriores a series (lo que más odio) también lo hubiera logrado? igual sí, pero a costa de no disfrutar nada.
Luego también sin preparar ni esperar nada hice mi segunda mejor marca en media maratón ¿otra coincidencia?
Luego vino la preparación para mi debut en la ultradistancia en la TMT.
Fueron meses muy estresantes, con lesiones, obligándome a salir días que no apetecía nada (otra vez el cierzo nos ha machacado durante muchas semanas) mirando el calendario y viendo que se acercaba la fecha sin poder entrenar lo previsto... nervios, preocupaciones... y con mucho miedo en el arco de salida.
La terminé, pero muy agotado, muchos kilómetros andando, solo contando los kilómetros que faltaban para llegar, deseando acabar de una vez...
En cambio unas semanas después, por mi cuenta hice los 50 kms que separan Cariñena de Zaragoza.
Menuda diferencia, ¡que ganas tenía de salir y empezar a correr!. Que bien lo pasé, yo tranquilamente a mi ritmo, e incluso me daba pena que se acabara.
Y como no: acabé con mucho mejor tiempo, sin agotamiento ni molestias.
Al día siguiente ya estaba corriendo como si nada.
Este verano de momento no voy a correr en ninguna carrera, si acaso alguna de montaña, que si que me motivan. En septiembre tengo dudas si correr la maratón de Zaragoza. (¿y si la cambio por la Long Trail Guara Somontano de 50 kms ?) He corrido todas las ediciones, pero una maratón de asfalto no me apetece nada. Aún no me he inscrito y no sé que haré. Voy a probar a no hacer ningún entrenamiento específico, y si la corro tomármela como una tirada larga con más gente.
Tampoco creo que vuelva a correr una ultramaratón, de momento me pongo un límite de 50kms, más allá está muy lejos de mis posibilidades.  Cada uno vale para lo que vale. Da mucha envidia ver vídeos, crónicas, historias... de otros corredores, de grandes pruebas, de monstruos como el Kilian, el Scott el Timoti, el Anton... una maravilla, pero una cosa es verlo por la pantalla y otra intentar imitar a esos superhombres. Mi distancia ideal son los 30-40 kms, allí si que disfruto y eso voy a buscar estos meses.
De momento este sábado 35 kms por el Valle de Tena. A disfrutar!!

3 comentarios:

Almasy dijo...

Tenemos que hacer lo que nos gusta, lo que nos motive. Y sobre todo, aquello que nos haga disfrutar.

Mi teoría personal dice que sólo "disfruto" hasta los 100k y en terrenos no muy técnicos. Todo lo que sea superar los 100 o meterte en cosas en las que tienes que andar más que correr pasa a la categoría "sufrimiento" y no me compensa.

A partir del 20 de agosto yo también me replantearé esto.

Ah, 50k ya es un ultramaratón y como lo has completado, con dorsal y sin dorsal, SI eres un un ultrarunner :)

David Sanchez Gimeno dijo...

QUE NO ERES UN ULTRARUNNER???
LO QUE ERES UN FIERA, LO IMPORTANTE ES DISFRUTAR E INCLUSO CON UN DORSAL, HAY QUE EVITAR PRESIONES DE TIEMPOS Y DEMAS, SI YO DISFRUTE EN EL GTP Y TERMINE, TU TAMBIEN PUEDES Y ME JUEGO LO QUE QUIERAS.
UN ABRAZO Y ANIMO

Carles Aguilar dijo...

No le des mas vueltas... Eres lo que eres sin más.. Corriendo de la forma que más te apetezca y motive... Al fin y al cabo todo lo demás son etiquetas y la libertad de elección la tienes siempre tú... Corre sin mas y disfruta el tiempo que quieras y la distancia que mas te guste... Saludos...!!