lunes, 26 de abril de 2010

Correr: 11,66 km + 11,91 kms Peñíscola-Benicarló


He pasado este finde en Peñíscola, a tomar un poco el sol (que ya hay ganas) y dar por inaugurado este verano.
No he vuelto a correr desde la media de Cariñena y he tenido bastantes dolores y molestias varios días después.
El sabado por la mañana temprano salgo a correr, pruebo por la playa pero la arena está blanda y cuesta mucho avanzar (mejor por la tarde, más dura) y para evitar problemas en las piernas, al final salgo al paseo marítimo y llegar hasta Benicarlo, media vuelta y llegar hasta el castillo de Peñiscola. Empiezo muy despacio pero veo que no noto absolutamente nada en el pie, así que me voy acelerando poco a poco y llego sin problemas.
media 5:20
km max 4:45
El domingo después de las buenas sensaciones del sábado, salgo ya más rápido, a mitad noto molestias otra vez en el empeine. Paro y hago unos pequeños estiramientos y masajes (apenas 5 segundos...) y milagro, ya no noto absolutamente nada (igual solo hay que "recolocar" un poco algún tendón o músculo...) y contento empiezo a acelerar (tampoco mucho, tengo que sortear todo el rato a gente) y pequeño sprint para llegar al castillo sin ninguna molestia. Esto parece que va bien y creo haber encontrado una solución: cuando empiecen las molestias, pues unos pequeños estiramientos y masajes y a ver si desaparecen. Total en una carrera apenas son en total 10 o 15 segundos de pérdida y si me pueden evitar una lesión...
media 4:43
km max. 4:19
Solo quedan dos semanas para la media de Zaragoza, y ya tengo ganas de que pase, para volver a correr a ritmo tranquilillo pero tiradas largas que es lo que realmente me gusta.

2 comentarios:

Guillermo dijo...

Qué envidia! que pronto das por inaugurado el verano.
A mi aun me queda.
Yo también he corrido por Peñíscola, cando voy en agosto a ver a mis padres. Y efectivamente por la playa es imposible, mejor por el paseo marítimo. Pero ojo, evitando las horas punta!!!

Me encantó visitar tu blog, un saludo
Guillermo

José Miguel dijo...

Gracias por la visita. Es una pena pero por la mañana la arena está muy blanda y suelta, se hunden los pies y además de incómodo te puedes lesionar.
Por la tarde con la marea más baja está mas dura y creo que si que se puede correr, debe de ser una gozada, tan larga y ancha que es la playa. Prueba a ver si tienes suerte.
Por el paseo efectivamente todo el rato sorteando a gente, hay que meterse en el "carril bici".
Un saludo.